Novedades

¿Qué es la usabilidad?

¿Qué es la usabilidad?

La usabilidad alude no solamente a lo útil que es la web, un bien o un servicio, sino también a lo sencillo, rápido y cómodo que sea su empleo.

Algo que ayuda mucho que el uso sea muy intuitivo. Un caso muy importante es el de los bienes o servicios de los que se puede obtener diferentes utilidades si se emplean de manera diferente. Cada una de esas formas debe ser aparente y clara, todo debe encajar con naturalidad.

Además, es altamente conveniente que no se necesiten muchos conocimientos previos. En ocasiones, es difícil de lograr. En todo caso, los que sean ineludibles deberían contarse entre los más accesibles para la mayoría. Por ejemplo, en un mundo altamente alfabetizado que se requiera leer para usar nuestro producto no es un problema, pero sí lo podría ser que implicase entender textos complejos.

Una de las pruebas cruciales es la del primer uso. En ese sentido, es importante que esa experiencia inicial resulte fiable. El usuario la tomará como referencia para las posteriores, de lo probable que pueda ser obtener utilidad de nuestro producto de forma cómoda, rápida y sencilla. Y, por supuesto, la etapa de aprendizaje, hasta obtener el máximo rendimiento debe ser lo más breve posible.

Otro aspecto muy relevante es la atención que demande por parte del usuario. El producto no debe requerir estar muy pendiente de él para poder extraer las ventajas de su empleo. El uso debe ser fluido y sin peligros. Hay que evitar que el cliente tenga que dar muchos pasos para obtener la utilidad del producto.

Las esperas también reducen la usabilidad. Hay que ser muy conscientes de que el tiempo del cliente es escaso. Los procesos largos para consumir nuestro producto restan posibilidades de empleo, por ejemplo, en situaciones en las que hay prisa.

¿Qué supone la usabilidad para consumidores y usuarios?

Fundamentalmente, la usabilidad construye una experiencia grata y útil. Abre nuevas opciones al consumidor o usuario. Pone a su alcance la posibilidad de satisfacer sus necesidades de forma cómoda, rápida y sencilla. Por tanto, la usabilidad empodera al cliente.

Además, la usabilidad facilita la idea de que esa experiencia es trasladable. Lo es, en primer lugar, a futuras ocasiones. El usuario o consumidor visualiza en su mente de forma sencilla volver a disfrutar de las ventajas que ofrece el producto.

En segundo lugar, esa experiencia es trasladable a otras personas. El cliente se puede convertir en un prescriptor del producto porque lo entiende. Además, por otro lado, se siente incluido en el grupo de quienes ya lo conocían y empleaban.

En tercer lugar, la usabilidad simplifica el traslado del producto a otros contextos. La mayoría de bienes o servicios se pueden emplear en situaciones que nada tienen que ver con aquélla para la que estaban inicialmente previstos. Sin embargo, para que eso sea posible, es necesario que el usuario o consumidor los comprenda correctamente y que tengan una cierta versatilidad.

También le aporta seguridad. Sabe que no va a enfrentarse a una experiencia imprevisible que pueda poner en peligro la utilidad del bien o servicio.

Fuente: Blog SageX3

Suscripción a Newsletter

Ingrese su mail y suscríbase al Adonix News

Please leave this field empty.

¿Necesita más información?
icon (+5411) 5277.9100
info@adonixargentina.com